Diamanti, news — junio 1, 2018 at 5:00 am

Los diamantes sintéticos de De Beers






De Beers en el negocio de los diamantes sintéticos: el gigante producirá 500,000 quilates por año ♦ ︎
Si lo piensas bien, las noticias son casi paradójicas: DeBeers, el coloso global de diamantes, ahora también ofrece piedras artificiales. Si, hasta ahora, De Beers ha aparecido como el enemigo acérrimo de los diamantes artificiales, ahora ha decidido venderlos. Como el general chino Sun Tzu escribió hace unos 2500 años: si no puedes vencer al enemigo, únete a él.
Como hemos escrito varias veces en Gioiellis.com, los diamantes artificiales son cada vez menos distinguibles de los naturales. Un examen gemológico simple, incluso por un experto, no puede indicar qué diamante es verdadero y cuál es falso o, mejor, creado en el laboratorio. Muy pocos centros de análisis, con máquinas muy costosas y difíciles de usar, pueden determinar hoy si una piedra se extrajo de una mina en Leshoto (por ejemplo) o si se produjo en una fábrica en China o en los EE. UU.
Así que los diamantes sintéticos comienzan a venderse cada vez más a menudo, y a veces se venden con certificados (falsificaciones) que dan fe de su autenticidad. ¿Por qué, entonces, no ha invadido el mercado? Por dos razones. El primero es que la producción de diamantes sintéticos de alta calidad es un proceso costoso y, por lo tanto, el precio es más bajo pero no demasiado comparado con una piedra natural. El segundo es que una invasión de diamantes tendría el efecto de bajar el precio en el mercado y es un resultado que ninguna compañía que comercia en diamantes quiere lograr.
En resumen, ¿ahora el diamante artificial es para siempre? De Beers intenta frenar el clamor de las noticias: será, explica la compañía, un negocio secundario, comercializado bajo la marca Lightbox. Tal vez. Pero el hecho es que para producir diamantes artificiales, De Beers ha invertido 94 millones de dólares para una fábrica de diamantes sintéticos en Portland, Oregón (EE. UU.). Y él ya tiene otra fábrica activa en Inglaterra. Según los pronósticos, la planta estadounidense producirá diamantes por 500,000 quilates por año. Los diamantes sintéticos de De Beers tendrán una ventaja: no se venderán en busca de piedras naturales, una pesadilla para los joyeros y los clientes. ¿Serán apreciados por los consumidores? Federico Graglia



De Beers, collana Radiating Lotus
De Beers, collana Radiating Lotus
Collana della linea Awakeing, con un diamante pendente di 18,79 carati blu-verde e diamanti bianchi
Collana della linea Awakeing, con un diamante pendente di 18,79 carati blu-verde e diamanti bianchi
Spilla De Beers, Blooming Lotus, con diamanti di diverso taglio
Spilla De Beers, Blooming Lotus, con diamanti di diverso taglio
De Beers, anello della linea Awakening
De Beers, anello della linea Awakening
De Beers, bracciale Glacier
De Beers, bracciale Stream con diamanti a goccia taglio pera

De Beers, anello con diamante giallo da 70 carati montato su oro rosa







3 Comments

  1. Nooo, che brutta notizia….. la caduta di un mito.

    • Ciao Stefania, ma è sempre meglio sapere che cosa si acquista…

      • Hai assolutamente ragione, in questo modo almeno il consumatore è consapevole.
        Sicuramente sbaglio io, ma mi sembra uno scendere a compromessi solo per il vil danaro…… e da un colosso simile sembra proprio un rinnegare tutti i valori che ha difeso fino a ieri…..

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *